Buscar

Contexto y estrategia

El sector forestal peruano está poniendo en marcha en los últimos años importantes avances hacia la sostenibilidad, transparencia, competitividad y legalidad. Así, en el año 2013 se aprobó la Política Nacional Forestal; en 2014, se estableció el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y entró en vigencia la nueva ley forestal, y en 2015 se promulgó su reglamento. Asimismo, durante la conferencia mundial sobre el clima (COP 20) en Lima, diversos ministerios y otras entidades del sector público, empresas del sector privado así como organizaciones indígenas y de la sociedad civil firmaron su intención para desarrollar el Pacto Nacional por la Madera Legal, con la finalidad de que a partir del año 2021 el Perú comercialice y utilice solo madera procedente de fuentes legales verificadas. 

Además, en los últimos diez años, el Perú ha registrado un aumento del área forestal certificada por el Consejo de Manejo Forestal (FSC), y está en la capacidad de suministrar madera de productores fiables.

Ante la necesidad de un enfoque holístico en el tema forestal, que aborde las necesidades tanto del sector público como privado, la GIZ y la Iniciativa de Comercio Sostenible de Holanda (IDH), decidieron unir esfuerzos a través del proyecto ProMadera. Ambas partes reconocen el principio de la cooperación público-privada como una manera eficaz para generar procesos de cambio dinámicos en el sector de la madera tropical, utilizando las fuerzas del mercado existentes. ProMadera es implementado por la GIZ, por encargo de IDH, y se desarrolla desde abril de 2015 hasta fines de 2016.

ProMadera contribuye a lograr los siguientes objetivos:
  • En el nivel de las empresas forestales, se incrementan los volúmenes de madera aprovechada legalmente, tanto en concesiones forestales como en bosques comunitarios.
  • En el nivel nacional, aumenta la proporción de madera legal controlada que abastece los flujos de exportación y del mercado nacional. 
  • En el nivel de la cadena de valor, aumenta el número de empresas madereras que tienen la certificación de cadena de custodia, impulsándolas para que trabajen con productos con certificación FSC.
  • Adicionalmente, se incrementa el volumen de aprovechamiento y comercialización de especies de madera menos utilizadas, logrando un mejor rendimiento económico por hectárea.
Los participantes directos de ProMadera son empresas forestales del sector privado, incluyendo a los titulares de concesiones forestales. Se trabaja principalmente con empresas en las regiones de la Amazonía peruana que producen madera (Madre de Dios, Ucayali, Loreto) así como con instalaciones de procesamiento de madera en Lima.

Paquetes de servicios

ProMadera ha desarrollado seis “paquetes de servicios”, cada uno de los cuales es un conjunto coherente de servicios que tiene como objetivo que empresas forestales seleccionadas alcancen un mayor nivel de competitividad y una integración más sólida en la cadena de valor de la madera.

Los paquetes de servicios son:
  1. Apoyo para lograr la Certificación de Madera Controlada FSC 
  2. Apoyo para mantener el Certificado FSC 
  3. Apoyo para lograr la Certificación de Cadena de Custodia FSC  
  4. Apoyo para lograr la Certificación 100% FSC 
  5. Apoyo para  acceder y cumplir con las regulaciones de los mercados internacionales
  6. Apoyo para lograr acceso al mercado nacional de madera y subproductos FSC
El apoyo técnico y financiero bajo cada uno de los paquetes de servicios se definirá detalladamente en estrecha coordinación con la empresa forestal y siempre será "hecho a la medida".

Más información sobre ProMadera: